Graduado de la universidad Javeriana como Comunicador social- periodista  con un diplomado en DIH y DDHH, además de diferentes cursos en resolución de conflictos.

 

 

Natalia Velandia: ¿Pero  mas aya de ser periodista quien es Hollman Morris?

Hollman Morris: Yo soy una persona común y corriente, un hombre con muchos defectos con algunas cualidades, digamos, creo que soy coherente en lo que pienso, en mis principios, en mi forma de hacer periodismo, en la búsqueda por la verdad. Padre de familia y digamos un colombiano que le duele este país, que le duelen las victimas, un colombiano que se siente colombiano en la medida en que es capaz de reconocer al indígena, en la medida que es capaz de reconocer al afro, en la medida que es capaz de reconocer que hay una Colombia de victimas, en la medida que es capaz de reconocer la existencia de un conflicto armado, y que este país tiene unas potencialidades pero que también tiene grandes deudas con la sociedad colombiana.

Natalia Velandia: ¿Porque Hollman Morris decide ser periodista?

Hollman Morris: Son varios factores, uno, un libro que se llama Perdidos en el Amazonas de German Castro Caicedo, ese libro que yo leo por aya en 1982 en mi bachillerato, bueno es un libro que digamos que en ese momento estaba en mi casa. En mi casa se leía mucho se analizaba mucho la situación del país y se veía un programa que se llamaba Enviado especial de German Castro Caicedo, eso sumado a que mi adolescencia transcurre en la década de los 80, que es una década donde este país empieza a ver el exterminio de la unión patriótica, empieza a ver una gran cantidad de masacres en el país, entonces digamos esos factores y el deseo por investigarlos y saber de donde venían esos fenómenos lo resume para mi una profesión, El Periodismo. Entonces eso  me llevo a que desde muy joven, niño yo creo 12, 13,14 años yo ya supiera que quería ser periodista, eso por un lado y porque digamos  siempre he dicho que el periodismo a mi me da la posibilidad de aventura, de la aventura de conocer; de conocer sitios, de conocer gente y eso me lleva a descubrir la posibilidad de estar  de estar vivo de sentir la vida eso es un poco lo que resume el porque soy periodista.

Natalia Velandia: ¿Qué significan los documentales de Hollman Morris para la sociedad colombiana y que repercusiones tiene en el contexto global?

Hollman Morris: haber la sociedad colombiana, no lo decimos nosotros afortunadamente lo dicen por ejemplo organizaciones para mi muy respetables e importantes como Human Rights Watch que los documentales o el trabajo de Contravia de este equipo periodístico durante los últimos 7 años han sido o son una contribución a la construcción de memoria histórica en este país, para nosotros eso nos satisface, creemos que estamos logrando el objetivo, uno de los objetivos que es construir historia, creemos que en Contravia, a llegar a sitios donde otros no llegan, a darle voz y construir otra agenda informativa, no solamente la de los  grandes medios, ni las de los de siempre es un termino que yo utilizo, me parece que estamos construyendo una agenda mucho mas democrática que el de los medios, yo algunas veces digo, comentamos aquí en esta oficina que de pronto en 10, 20, 30 años estos archivos los que ves aquí, aquí hay , 220 programas de Contravia, 220 media obras de la memoria de este país de otros personajes, algunas veces en este equipo en esta mesa comentamos  que en 10, 20, 30 años esos archivos van hablar, van a decir como era esta sociedad colombiana, como o cuales eran las causas de ciertos fenómenos que pasaron en esta época.

Natalia Velandia: ¿Y que repercusiones tiene en el contexto global?

 Hollman Morris: Te puedo decir que en Latinoamérica Contravia se ha convertido en un referente del periodismo, del periodismo en televisión, en momentos en que todas las apuestas van y seguramente eso para la generación, para su generación va estar mas presente la construcción de medios en Internet, en la Web. Contravia se ha convertido en un paradigma de un periodismo que todavía tiene espacio y cabida y tiene que vivir aun en la televisión; porque le digo esto, porque le dicen a uno no el futuro esta en el Internet, claro yo no me opongo, el futuro esta en el Internet los medios en  Internet, pero no podemos desconocer que la televisión por lo menos en America Latina en Colombia sigue siendo la ministra de educación, el 96% de los colombianos y no solamente los colombianos "se educan" por la televisión entonces todavía hay un impacto grande en la televisión, en la construcción de imaginarios y en la construcción de memoria.

Natalia Velandia: Dentro del artículo "La noche que fui mendigo" usted hablaba sobre que lo que para nosotros es seguridad para los "ñeros" no lo es, ellos le tienen pavor a la policía decía usted ¿Qué buscaba con eso y cual fue su experiencia con ese articulo?

Hollman Morris: Una de las cosas que aprendí con ese trabajo es que no son ni ñeros, ni mendigos, son habitantes de la calle, recolectores de basura, esos son los términos, porque la gente merece respeto así no tenga lo que tenemos muchos, por el hecho de ser gente, seres humanos merecen respeto, una de las lecciones primero fue esa "habitantes de la calle", ¿Qué buscaba? Era lo que llama Daniel Samper Ospina una crónica de inmersión  y lo que buscábamos era ver las reacciones de la gente, de tratar de vivir en unas cuantas horas lo que esta gente vive durante toda su vida; es imposible, pero si le permite a uno hacer un pequeño termómetro o convertirse en un pequeño termómetro  de ciertas actitudes de la sociedad que son ofensivas a descubrir del otro lado, del lado del humilde, de esa persona que algunos llaman desechable que es un termino terrible, ponerse analizar a los otros a los  "buenos". Una de las conclusiones es la que tu anotas Natalia es digamos para mi que lo que para nosotros es seguridad es terriblemente agresivo y genera unas inseguridades terribles para quienes no están en ese mundo, pero no solamente para quienes no están en ese mundo voy a poner un ejemplo: Quienes hemos tenido la oportunidad de vivir en el exterior empiezas a darte cuenta el hecho de que a uno lo revisen a la entrada de los centros comerciales el hecho de que anden perros agresivos  en los centros comerciales, eso es terriblemente agresivo para algunos de ustedes debe ser , no es que la seguridad, pero ojo pongámonos en otro plano de análisis eso son formas agresivas de esta sociedad, es estigmatizar a la gente. Somos una sociedad muy agresiva, todos estos aparatos de seguridad, cámaras en todas partes y ahora para entrar a cualquier edificio le piden a uno la cedula el numero de la cedula, eso en una sociedad desarrollada no se hace esto intimida, una paranoia, estamos mal en ese sentido. Yo preferiría como dice Mockus "mas educación, mas educación" que guerra. Anécdotas de ese trabajo Natalia, lo hicimos en el parque de la 93, que además es un sitio donde nunca hay habitantes de la calle porque se cuidan mucho de no dejarlos entrar,  la policía alega "no porque se ve mal".

Algo que este país le esta haciendo mucho daño  es que buena parte de las discusiones de fondo se limitan  al tema de la imagen, mataron a Andrés Escobar, hay que dirán, no el tema es que hacemos para que no maten Andrés Escobar es un tema de imagen, el parque de la 93 que entren los habitantes de la calle porque se ven mal, no que hacemos  para que no hayan mas niños ni habitantes de la calle, pero no, es un tema cosmético como buena de la parte de la discusión que pasa en este país.

Natalia Velandia: dentro del articulo decía que iba llegar el alcalde y que era un evento de convivencia ciudadana esto lo puso en signos de pregunta, ¿porque lo hizo, que quiso decir eso?

Hollman Morris: Si porque, ¿Cómo ven ellos la convivencia ciudadana? Una convivencia nosotros todos lindos, todos bonitos estudiantes de universidades, vivimos en el norte, nosotros aquí ellos allá, ellos son las fieras que nos van atacar. De que convivencia hablan, de que convivencia hablamos.

Natalia Velandia: ¿Cuál cree que es el papel del gobierno a la hora de garantizar la libertad de prensa en Colombia?

Hollman Morris: Bueno el gobierno debe ser un garante de ese y de todas las libertades, debe ser un garante de esa libertad. Yo lo tengo que decir y lo he dicho públicamente, no es nuevo, el presidente Álvaro Uribe a socavado elementos importantes de la base de cualquier democracia, como el hecho de poder pensar diferente, de poder debatir desde orillas diferentes. Cuando el presidente durante los últimos 8 años a dicho a la sociedad colombiana que los defensores de derechos humanos son iguales a terroristas, que la izquierda democrática o que el Polo democrático es igual a terrorista, que los operadores humanitarios, que las acciones humanitarias son iguales a auspiciar el terrorismo.

Ha sido a mi manera de ver un envenenamiento sistemático dentro de la sociedad colombiana para satanizar, estigmatizar el debate de las ideas y la diferencia, a si no es la democracia, a si no podemos construir un futuro, además en un país donde ni ustedes los muchachos, ni nosotros, ni mis hijos ni mis padres, ni mis abuelos han conocido un solo día de paz en este país.

Natalia Velandia: Usted fue acusado por el presidente Álvaro Uribe y por el actual candidato a la presidencia Juan Manuel Santos de permisivo cómplice del terrorismo estuvo detenido fue investigado. ¿Este fue un evento de censura no logrado y lo han logrado censurar?

Hollman Morris: Vamos hablar del episodio, efectivamente tanto el presidente de la republica como el  ministro de la defensa hoy candidato a la presidencial Juan Manuel Santos el 2 y 3 de febrero me acusaron a mi de aliado del terrorismo, me acusaron de hacer fiestas terroristas, como permisivo cómplice del terrorismo. Eso en Colombia, esos señalamientos le cuestan la vida a la gente  y más  aun cuando viene de la autoridad  de la que viene, de un  ministro y del presidente de la republica en horario prime, por televisión; eso nos cuesta la vida, a raíz de eso generaron una serie de amenazas contra todo el equipo periodístico, contra mi, contra mi hermano, contra los muchachos, eso es altamente irresponsable y este presidente y su ministro acostumbraron al país que eso se podía hacer y día o semana de por medio lo hacían, hoy con Hollman Morris, después con Daniel Coronel, Carlos Gaviria, Carlos Lozano en fin. Numero  uno, numero dos si tuvo repercusiones, claro, para nuestra vida, amenazas, amenazas graves de muerte eso desde los últimos años no solamente es episodio, a cambiado toda nuestra vida, toda nuestra rutina, yo me encierro en esta oficina, yo ya no salgo, tomo aquí, rumbeo aquí, trabajo acá porque mi vida afuera es un peligro y pongo en peligro además a otras personas entonces eso es bastante grave.

Eso tuvo repercusiones internacionales, Naciones Unidas y la OEA se pronunciaron, los relatores para la libertad de expresión, se pronuncian y dicen un momentico señor presidente eso de ir acusando a un periodista de ser aliado del terrorismo por estar en el sitio de las noticias, eso la comunidad internacional dice: perdón pero eso no se hace y eso a tenido un costo político para este gobierno; ¿Cuál es ese costo político?  Que en todos los informes sobre la situación de libertad de expresión y derechos humanos salga ese ataque agresivo verbal a un periodista como yo.

Entonces se logra neutralizar digamos políticamente pero en lo personal ha tenido un costo muy grande y después tu descubres que el DAS venia haciéndote interceptaciones, amenazas desde el 2005, entonces uno se pregunta ¿Cómo he hecho para vivir en este país? ¿Cómo he hecho para seguir dando la pelea? ¿Cómo hemos hecho para seguir haciendo periodismo? Es complicado, ojala a ustedes no les toque pasar por esto.

De ese capitulo triste su pasaje mas triste es que a partir de ese momento el equipo entra en el terreno del miedo, de la zozobra y que  en particularmente yo asuma el hecho de no volver a salir a las regiones hacer periodismo, yo no me había dado cuenta de eso después fue que dije oye hace cuanto no salimos, no volvimos a recorrer los ríos, las montañas a estar con el campesino que es de las cosas mas bellas que tiene este oficio o por lo menos el periodismo que nosotros hacemos. Salir, viajar, conocer,  no siempre a hoteles cinco estrellas en conclusión compartir con la gente ese es una de las esencias del periodismo y la censura se mantiene, las campañas de desprestigio contra nosotros se mantienen.

Natalia Velandia: ¿Cómo describe la censura en Colombia?

Hollman Morris: Es una censura sutil, cínica algunas veces brutal pero que se arropa en modales muy finos en una sonrisa esplendorosa, pero por detrás al final del día te das cuenta que te están censurando, por ejemplo, Colombia es una democracia, sin embargo es una democracia donde en la década de los 80 se extermina un partido político, La Unión Patriótica, Colombia es una democracia donde en los últimos 8 años dende el gobierno de Álvaro Uribe la policía secreta de esa democracia intercepto, persiguió, amenazo, saboteo a por lo menos trecientas personas en este país que pensábamos diferente, eso es censura y es una de la mas tenebrosa, sin embargo no se escandaliza la gente; es una censura en donde tu tienes u programa de televisión donde le das voz a las victimas, donde hablas de derechos humanos, donde tu hablas de otros temas que no están en la agenda de los grandes medios de comunicación, pero porque no estén en la agenda de los grandes medios de comunicación, no quiere decir que no merezcan salir al aire; nosotros hacemos eso y sin embargo hoy no tenemos pauta publicitaria y hay muchos empresarios nos han dicho les da miedo pautar n nuestro programa o salir públicamente apoyarnos porque no quieren pelear con el gobierno eso no son practicas sanas dentro de una democracia, eso es censura, aparte de las detenciones de las que he sido objeto, detenciones arbitrarias donde se me ha quitado el material, detenciones muy agresivas que vulneran el derecho de los periodista y de cualquier ciudadano. Eso es como yo dibujo la censura en este país.     

Natalia Velandia: ¿Se dan las suficientes garantías y el suficiente reconocimiento para hacer periodismo en un país como Colombia? 

Hollman Morris: Primero tengo que decir que no soy la persona más objetiva para decir eso, porque, porque yo he sido atacado directamente por este gobierno, he sido detenido arbitrariamente bajo órdenes de este gobierno y porque  he sido victima de una cacería infame que ha acabado con mi estabilidad familiar y la de este equipo periodístico, entonces yo no, desde ese punto de vista como periodista victima tengo que decir que este gobierno o por lo menos a nosotros no nos ofrece la mas mínimas garantías para ejercer un trabajo periodístico libre e independiente y creo que tampoco le ofrece garantías al movimiento de derechos humanos, a la oposición política en Colombia, después de conocer lo que hoy conocemos públicamente y que invito a que ustedes lo conozcan, se informen y lean sobre lo hecho y ejecutado por el DAS.

A este gobierno no le interesa que se sepan cosas, creo que la sociedad colombiana esta pidiendo a gritos que se sepa quien dio las ordenes para que el DAS hiciera lo que hizo, quien esta detrás de esto, quien es el montesinos colombiano, la fiscalía a dicho que esto llega hasta la casa de Nariño, que esto llega hasta la presidencia, nosotros necesitamos que el presidente responda, porque lo decimos, porque hemos estado en el gobierno de la seguridad democrática, porque hemos estado en el gobierno que mas habla de seguridad, que mas a propendido por la seguridad cosa que esta bien, pero tampoco podemos ser ingenuos quienes hemos sido victimas de pensar que ese hombre que habla y vive de la seguridad que ha hecho su política de gobierno mas importante no supiera lo que hacia su policía secreta.

Natalia Velandia: En los últimos años las cifras de asesinados y desaparecidos a disminuido ¿Cómo se concibe que el gobierno y la sociedad feliciten y elogien que haya disminuido cuando todavía existe uno, dos, tres asesinados al año?

Hollman Morris: No solamente eso, hay un ejemplo mucho mas fuerte que te sirve para hacer esa pregunta, es decir, cómo es posible que en la seguridad democrática donde es el tema de la seguridad  para todos los colombianos no es si entendimos bien o que nos expliquen si hemos entendido mal es la seguridad para un grupo de elites en este país o es para todos los colombianos.

Como es posible entonces que la seguridad democrática en el marco de esa seguridad democrática, el ejercito que es uno de los pilares para llevar acabo esa seguridad haya asesinado, haya cometido asesinatos fuera de combate en casi dos mil colombianos indefensos, eso es sumamente grave y a eso le sumamos que otro de los pilares de la seguridad que son los organismos de inteligencia y los organismos secretos  hayan desestabilizado y perseguido de forma ilegal a mas de trecientas personas y organizaciones en este país; algo le esta pasando a la sociedad evidentemente, hay que reconocer que la guerrilla a hecho mucho daño, secuestro, y que sectores de la sociedad colombiana estaban mas que aburridos desesperados con el tema del secuestro habían perdido todo con el tema del secuestro, esta bien, pero combatamos eso dentro del marco de la legalidad porque de pronto aquí lo que vamos a empezar a decir en un par de meses, cuando este gobierno cambie  es que quizá ese remedio fue mas caro que la enfermedad. Cuando empecemos a ver los costos en demandas internacionales en el mensaje que se le a mandado a la sociedad durante estos últimos años.  

Natalia Velandia: Hablando sobre la seguridad democrática, sobre el tema que estaba hablando entonces para usted ¿Qué seria legalidad y que legitimidad en este país?

Hollman Morris: La legalidad es digamos el que actúa conforme a la ley, pero pienso que se necesita mas que es legitimidad; por ejemplo, aquí hay personas que obran conforme a la ley, pero que tienen amigos se asesoran con personas que no logran tener legitimidad, pienso que la legitimidad uno se la gana siendo coherente en todos sus actos en la vida, que no necesariamente esos actos tienen que estar escritos en una norma o por fuera de ella.

Natalia Velandia: entonces ¿Cuándo usted es legal o usted es legítimo? ¿Cuándo su programa es legal y cuando es legitimo? ¿Cuándo un medio de comunicación es legal y cuando es legitimo?

Hollman Morris: En mi caso legal es que se compone conforme a la ley, que pagamos  impuestos. Legitimidad en Contravia ha sido  ser coherentes, para nosotros legitimidad es ganarnos la legitimidad con la gente, esas cosas se ganan la legitimidad  se gana, la buscas todos los días, la legalidad tu cumples la ley pero la legitimidad es un paso mas aya, ser coherente, ser honesto, ser digamos sensible al otro, al ser humano; eso no esta escrito en ninguna ley.

Natalia Velandia: ¿es decir que este gobierno no es legítimo?

Hollman Morris: a mi me parece y lo voy a dar con hechos, a mi me parece que estamos dándonos cuenta que Mancuso acaba de decir el día de ayer a pasado totalmente desapercibido que aporto dineros a la campaña de Álvaro Uribe; Recuerde esto, en el año 2002 se hizo un acuerdo  que se llamo el pacto de Santafé de Ralito, eso le cambio la historia del país llevándose por delante la vida de miles y miles de campesinos humildes y parte de esas personas que acompañaron ese proyecto paramilitar fueron políticos que apoyaron la candidatura del presidente Álvaro Uribe y hoy están en la cárcel, es decir, un gobierno cuya fuerza de gobierno hoy buena parte esta en la cárcel me da que no da motivos o  razones para que se considere un gobierno totalmente legitimo.

Natalia Velandia: En una nación donde se sabe que sufrimos de olvido y  amnesia, donde son pocos los que piensan igual y son muchos los que pensamos diferente pero no somos capaces de hablar ¿Vale la pena? ¿Vale la pena seguir con su labor periodística?

Hollman Morris: Somos muchas las personas que pensamos diferente, que tenemos otra concepción de las cosas y creo que son mas las personas que creen que todo se debe ajustar a la ley, al derecho, al respeto del otro, de las personas, lo que pasa es que con el ejemplo que nos ha dado este gobierno de que todo vale, por los atajos, el que hable mas duro, la agenda del odio, es muy complicado y si la pregunta es si vale la pena; yo creo que vale la pena, claro, vale la pena, que es difícil; pero como decía Freud "Gracias a la vida que me ha hecho todas las cosas difíciles" yo agradezco eso, que mi vida no ha sido fácil, que mi vida a sido difícil y eso antes de debilitarlo a uno lo fortalece y aprende una a apreciar la cosas que le da y que le va quitando la vida, nosotros creemos que si vale la pena por el país que queremos dejarles a nuestros hijos, por el país que queremos dejarles a las próximas generaciones.